Thursday, 7 December 2006

Mi peineta

Siempre he querido vestirme de bata de cola: con sus tacones de lunares, con sus volantes, con su mantón de flecos y su abanico...caminando hacia un lado y dando la vuelta así, empujando la cola con el pié...ole!...

Bueno, yo creo que me viene de que cuando pequeñita mi vecina nos dejó a mi hermana y a mí dos disfraces para una fiesta de su casa: uno de flamenca y uno de enfermera.
La vecinita era delgada, asi que no hubo manera de que entrase en el disfraz de flamenca..en el de enfermera, que le quedaba grande, pude entrar más o menos.
Mi hermana se vistió de flamenca (con sus tacones de lunares, con sus volantes, con su mantón de flecos, con sus aretones de plástico..) y yo de enfermera, asi que me quede con las ganas de vestirme de faralaes.... y aún me dura.
Ahora que lo pienso, casi que mejor, porque tener una fijación con vestirse de enfermera suena mas perverso que tener una fijación con vestirse de flamenca ¿a que sí?

Bueno.

El caso es que toda excusa es buena para acercarse a mi gran meta que es vestirme de faralaes, hasta intentar salir de Manola en la procesión del pueblo de mis abuelos si hace falta.















"Ellas si que me entienden"
(Por cierto...¿¿¿¿cómo se sujetará la Reina la peineta????)

Mi madre me regaló dos peinetas: una alta, que tengo reservada para la boda de la infanta (Leonor tendra que ser), y otra bajita, de diario.

Mi peineta es un fetiche de felicidad.Me la pongo para fregar los platos y limpiar la casa, y esas tareas aburridas se convierten en el momento especial en el que me pongo la peineta.
¡Y qué mona estoy con mi peineta fregando!, que parezco Penélope Cruz en "Volver", toda glamour.




"Penélope, antes muerta que sencilla"

Asi que, queridas amigas, os animo a que convirtáis esos momentos grises en algo especial: calzaos esos zapatos de leopardo con tacón de aguja que ya no se llevan o que no hay quien lleve, ese wonder-bra que no os atrevéis a llevar al trabajo, esos pendientes que suenan clin clin al mover la cabeza......así al menos mientras fregais, algo bueno os estara pasando.


No es este el tema del blog?


Mientras estoy escribiendo esto, llevo puesta mi peineta :-).


Nota: No os olvideis quitaros vuestro fetiche de felicidad si alguien llama a la puerta.Es bastante embarazoso....;-)

2 comments:

Paulita said...

Mujer, si llaman a la puerta, tienes que abrir toda orgullosa con la peineta.

Total, muchos ingleses se piensan que vamos con ella de normal y los hombres vestidos de toreros por la calle cuando estamos en nuestra tierra ;)

Si que tienes que estar guapa, di que si!!!

Besitoss

Di said...

Gracias Paulita.
Tienes razón, ¡viva el cliché!...
Un besote!