Tuesday, 30 January 2007

Venciendo los nervios

En estos días he estado pensando en situaciones que le ponen a uno al borde de un ataque de nervios y a las que uno llega por su propio pie.Son cosas de las que, en el fondo, uno sabe que puede salir corriendo de ellas sin mirar atrás, y que precisamente por ello añaden un factor extra de angustia.
Mi lista es:



Una revisión dental.

Una revisión ginecológica.

Una entrevista de trabajo.

Hablar en público.

El exámen del carnet de conducir.

Una cita a ciegas.

La boda de uno.

La compra de una casa.



Lo peor es que en ninguna de ésas situaciones se puede poner uno la peineta. .

Mi nueva técnica para relajarse y para convertirlas en algo especial, más frívolo o glamouroso va a consistir en pensar en cómo serían ésas situaciones en una película de Almodóvar.
Y puestos a imaginar, imaginaré también que llevo puesta la peineta.

Ay..ya me siento mejor.








2 comments:

Halo said...

en una boda se puede llevar peinata que no???

Di said...

Hola Halo, es verdad....pero no si eres la novia :-O!