Thursday, 19 July 2007

De dónde vienen los padres.

No me acuerdo cuándo me enteré de dónde venían los niños, aunque me acurdo que no tenía curiosidad por saberlo y que cuando me lo explicaron me pareció tan surrealista que me lo creí más como acto de fé que otra cosa. Lo que sí que me despertaba curiosidad era de dónde venían los padres. Por ejemplo siempre me pregunté por qué el abuelo, que era tan alegre y cantarín, se casó con la abuela que era tán gruñona, y si la abuela siempre habría sido así o habría cambiado en un momento dado. También me preguntaba en qué punto las personas dejan de considerar genial tener un perrito porque es sucio o te estropea las vacaciones, o dejan de sentirse más cómodos poniendo los pies en el sofá, o sentándose en el reposabrazos, y en qué momento uno piensa que poner un plástico pegajoso y hortera debajo del mantel es una buena idea.

En fin, de dónde vienen los padres.

Lo he aprendido ésta semana.

Mi chico (el hombre que pasó dos meses de homeless en Londres trabajando de pinche y con sus pertenencias a cuestas, el hombre conocido por haber roto el sofá de todos sus amigos, incluido el mío, aquel que codujo un coche de 16 años sin hacerle un sólo servicio durante 3) me ha sorprendido con el siguiente comentario.
"Cómo vamos a comer en la mesa nueva del salón sin poner un hule! No.Comemos en la cocina"
Dios mío! Me pareció oir la voz de mi madre!!!!

Los niños vienen de París.
Los padres vienen de los bancos.

Pues sí, lo que transforma a la gente en padres no es la paternidad. Lo que les transforma es la hipoteca.

2 comments:

El Ratón Caramelón said...

Jejejejejejejeje, es que la hipoteca es una cosa muy mala, parece el lado oscuro.

Di said...

Sí Caramelón. Pero yo me resisto!Por supuesto que comimos en la mesa del salón...ji ji ji ji ji!Éso sí le he prometido comprar un hule.

(Venden hules en inglaterra? Tendré que comprarlo en el mercadillo francés del próximo fin de semana, o en un delicatessen de cosas mediterraneas super-pijas. Igual aquí lo consideran el colmo del glamour porque lo usan los gabachos.)