Tuesday, 10 April 2007

Jury Service

Una de las desventajas de llevar más de 5 años consecutivos viviendo en Inglaterra, y de no tener antecedentes penales o un problema de salud mental, es que puedes ser seleccionado para prestar servicio como jurado.

En Inglaterra, no todos los juicios se realizan con un jurado. Los casos más sencillos, o sumariales, son juzgados por un juez de paz en el Magistrates Court, pero si el caso es un poco más serio, pasa a ser juzgado en el Crown Court con un juez de verdad y un jurado.
El jurado es quien decide si el acusado es culpable o inocente, así que la responsabilidad es gorda.
Los jurados son elegidos al azar en el censo electoral, y es obligatorio prestar servicio una vez recibida la convocatoria de jurado (Jury Summons) a no ser que se tengan antecedentes penales o problemas mentales.La convocatoria puede ser postpuesta por cosas como operaciones y cosas así.

El "Jury Summons" puede asustar un poco cuando se recibe, más que nada por el membrete de la reina y la solemnidad del lenguaje que usa ("You have been summoned for jury service.Jury service is an important public duty.You will be asked to consider the outcome of a criminal trial in the Crown Court...") y por la típica amenza de rigor a lo "TV license" ("You may pay a fine of up to £1000 if you do not reply to this summons"). Una vez recibido el Summon, tienes que reenviar una carta con sus datos personales, como números de teléfono y cosas así, alegar inelegibilidad o solicitar que la convocatoria se postponga.

Uno puede pensar que cuando le llaman para ser jurado es para un juicio en particular. No es así: la convocatoria de jurado es por dos semanas en las que uno tiene que estar disponible para prestar servicio. Como estar de reservista en el ejército más o menos.
También uno puede pensar que será entrevistado por el fiscal y el abogado para demostrar que será un buen jurado, como en las películas americanas. En Inglaterra no es así, los jurados son elegidos completamente al azar.

En el primer día de servicio, el ciudadano convocado debe presentarse en la Corte (Crown Court) y dirigirse a las sala de jurados (Jury Assembly Area). Después de registrarse a la entrada, uno espera en una sala que parece el lounge de un aeropuerto junto con alrededor de 100 personas que también han sido convocadas. El número de personas depende de cuántos juicios se celebren en la Corte ése día, pero teniendo en cuenta que debe haber al menos 16 personas elegibles por juicio, el número llega facilmente a las 50 personas a nada que haya 4 juicios.

Al poco de llegar, te ponen un video en el que explican muy bien el proceso de elección de jurado, y quién es quié en la sala. Ésto es: dónde se sienta el acusado (defendant), los testigos (witnesses), el fiscal (Crown Prosecution Representative), el abogado defensor (Defence Advocate), el secretario (clerk), el taquígrafo (logger), el ujier (usher) y , por supuesto el juez (judge). El layout del tribunal en inglaterra es muy pintoresco, ya que, como sabréis por las películas, los abogados y jueces ingleses llevan guardaropas (cloaks) ¡y pelucas!. Podéis ver los modelazos que lucen todos aquí.

Más o menos, tenemos ésta pinta...

En el video también te enseñan cómo prestar juramento (take oath). El juramento también viene escrito en el Jury Summons para que puedas practicar en casa. Hay dos tipos de juramento: uno por Dios (God Almighty), que se realiza cogiendo un libro sagrado a elección, y un juramento simple (affirmation) sin libro. El libro por defecto es la Biblia (aunque es un poco fino para ser la Biblia...será un resumen), así que si alguien requiere un Corán, Torah o lo que sea, debe pedirlo anticipadamente al usher. Uno no tiene por qué saberse de memorieta el juramento. Una tarjeta con el juramento religioso por un lado y no religioso por el otro circula entre los miembros del jurado, junto con la Biblia, mientras éstos van prestando juramento por orden.

The oath:

I swear by Almighty God that I will faithfully try the defendant and give a true veredict according to evidence.

The Affirmation:

I do solemnly, sincerely and truly declare and affirm that I will faithfully try the defendant and give a true veredict according to evidence.


Los juramentos...fijaos qué dificil es pronunciar el juramento laico...



Después del video a esperar.

Ni los propios jueces saben si y cuándo el primer día del juicio va a celebrarse, así que, como recomiendan en el Jury Summons, lo mejor es llevarse un libro o socializar. El usher del Jury Assembly Area en el Crown Court de Bristol era muy majete y gastaba bromas e incitaba a socializar a la gente. Igualmente, los bristolianos son muy agradables, y pequeños grupillos de gente se formaban aquí y allá de gente comentando la grán resposabilidad cívica que nos esperaba, y sus miedos y temores a enfrentarse con un caso difícil.
Además hay muchas revistas en la sala (tan dudosas como "Science and Spirit", o el "Readers Digest", pero tanbién el "Cosmopolitan", revistas de cotilleos y el "Vanity Fair"), y la tele por si lo que uno quiere es engancharse a algún programa matutino para abuelas (daytime TV). También tenían un juego de mesa sobre juicios, lo que me pareció un poco irónico...¡humor inglés!.
Hay una pequeña cantina donde tomarse un café a la salud del Sistema Judicial y sin exceder las £5,20 de asignación por día. También puede uno usar el móvil, y llevarse el portátil, aunque no hay wireless....¡so antiguos!

Cuando el tribunal está listo para hacer llamar al jurado, el usher va a la Jury Assembly Area (a la que también llaman "jury pool") a seleccionar el jurado. Todo se hace por sorteo por ordenador. El usher del Jusry Assembly Area lee por megafonía los nombres de las 16 personas seleccionadas para ser posibles miembros del jurado (Members of the jury in waiting) para tal juicio (Court Room number X). Las personas seleccionadas se dirigen al mostrador, y una vez todos juntitos, siguen al usher por las escaleras hasta el Court Room en cuestión. No están permitidas bolsas grandes, ordenadores portátiles y cosas así, así que antes de seguir al usher, es mejor dejarlos en la consigna del Jury Assembly Area. Los teléfonos, por supuesto, apagados.


Antes de entrar en la sala, el usher explica un poco lo que se va a hacer, y pregunta si alguien requiere un libro especial para hacer el juramento. Una vez en la sala, el jurado se queda de pie al lado de la palestra donde se sentarán los 12 miembros del jurado. Entrar en el Crown Court la primera vez acojona un poco. Es como entrar en el escenario de un teatro...los trajes, las pelucas....todo tiene un aire tan teatral y tan solemne que da un poco de miedo.
El usher pasa al clerk unas tarjetas con los nombres de los 16 miembros del Jury in Waiting. El clerk las baraja y lee en alto las 12 primeras (tecnología punta). Según van siendo llamados, los miembros del jurado dicen "yes" y ocupan un asiento en la palestra del jurado.

A continuación se toma juramento a los miembros del jurado, pasando el libro y la tarjeta con el juramento. Es un momento tan solemne que es normal que a más de uno se le trabe la lengua...Después se lee el nombre del acusado y los cargos (indictment), y se despide a los miembros del Jury in Waiting. Si alguno de los miembros del jurado reconoce a uno de los abogados, o al acusado, entonces debe decirlo. En mi caso el abogado reconoció a uno de los miembros del jurado, así que se seleccionó a uno de los 4 restantes miembros del "Jury in Waiting".

Que te manden de nuevo a la piscina (Jury Pool), es un alivio la primera vez, pero luego uno acaba deseando que lo llamen para estar al menos entretenido.
El primer día no fuí seleccionada, y estuve desde las 9 hasta las 4 leyendo revistas (las fotos de la niña de Tom Cruise en Vanity Fair, un artículo sensacionalista sobre Marilyn en el Reader´s Digest..y cientos de páginas de Los Miserables...que se me murió Enjolras y todo...con lo que quedaba!).El segundo día me llevé el portátil, pero justo me llamaron y ésta vez sí fuí seleccionada.

No puedo dar detalles acerca del juicio, pero sí que puedo decir que es la experiencia más inglesa que he tenido nunca. Si has sido seleccionado y eres extranjero, no te asustes: Los jueces y abogados hablan con un acento clarísimo (e inglesísimo!), y testigos y acusado prestan declaración hablando despacio o haciendo pausas a instancia de los abogados para que el juez, el logger y los miembros del jurado puedan tomar notas.También conviene recordar que la mayoría de los ingleses tienen problemas para entender un acento difícil.

Sin entrar en detalles, el juicio me resultó profundamente teatral...no sólo por las pelucas y las batas, sino por las poses y la manera de hablar, afectadísimas, del fiscal y del abogado. Como en las pelis. Y bueno, cuando te pasan el papel con los cargos (indictment) y lees "The Queen Vs Mr X" ya lo flipas.
Además todo es muuuuy formal, y tán serio.Da miedo. Yo creo que son las pelucas. Es algo como "Ésto es muy serio. Y fíjate si es serio, que vamos disfrazados y aquí nadie se rie!".

Afortunadamente el caso que me tocó no tenía relevancia alguna, ni tampoco consecuencias.Es una pena que no pueda decir nada porque era una situación súper-inglesa y súper west-country, que es como llaman a ésta parte de inglaterra. El juicio se desarrolló con escenas totalmente surrealistas y hasta graciosas.

Lo que si que me pareció verdad es que los abogados intentan confundir a los testigos y al acusado cuando prestan declaración, y que parece que se está juzgando también al demandante y a los testigos. Así que oído cocina, si alguna vez os toca ir a juicio de lo que sea, más vale que os vistáis bien, habléis sin adoptar ningún tono agresivo y pongáis cara de buenos.

Las vistas de los juicios tienden a ser largas, porque las declaraciones son detalladas y se lee y se relee toda la evidencia.Una vez han declarado los testigos y el acusado (por éste órden), el fiscal y el abogado hacen sus discursos de clausura (closing speeches) intentando convencer al jurado. El juez es el último en intervenir, haciendo un resumen de la evidencia y de los cargos.

Después el jurado se retira a deliberar en una sala privada (con baño y todo, y creo que si la cosa se alarga, hasta con servicio de catering) en torno a una mesa redonda.

Si bien la vista del juicio es una cosa muy seria, la deliberación del jurado es un cachondeo: primero porque nadie explica o da indicación alguna al jurado de cuál es la mejor manera de deliberar; segundo porque como el jurado ha sido elegido completamente al azar, es muy difícil que 12 personas tán distintas se pongan a dialogar, especialmente porque la mayoría de la gente no ha estado nunca sentado en torno a una mesa de negociación; tercero porque el veredicto tiene que ser unánime y sólo si la deliberación se alarga mucho se acepta un veredicto por mayoría; cuarto, porque aunque el deber del jurado es ceñirse a la evidencia, a la hora de la verdad la gente se queda a solas con sus prejuicios y primeras impresiones. La mayoría de la gente no toma notas (y es que no todo el mundo sabe o tiene por qué saber hacerlo); y quinto, porque convierte el proceso en una cuestión de puro azar. Si en el panel hay un líder nato que considera que el acusado es culpable o inocente, puede convencer al resto de su opinión, ya que por estadística más de la mitad de la gente no serán líderes natos. Además la presión de grupo (peer-pressure) es muy fuerte.

En el fondo éstos cinco puntos son el punto de tener un jurado....es democrático, hace participar a la sociedad en la justicia etc etc..pero todo el ideal se cae cuando el usher cierra la puerta del Jury Room...En mi caso el alegre grupo de responsables y cívicos ciudadanos se transformó en una violenta jauría llena de pejuicios y prisas (había hambre), y mucha peer-pressure, con balas hasta para el apuntador ... algo así como la reunión del Neigbourhood Watch de la película "Hot Fuzz".

Salí de la corte de los nervios, pensando que, virgencita, virgencita, ojalá no me toque nunca estar envuelta en un juicio ni como acusado, ni como demandante, ni como testigo ni como nada....porque que el destino de uno esté en manos de 12 personas elegidas al azar, entre las cuales por estadística pura hay uno o dos chalados....éso no es nada nada justo!!!.

Como experiencia, bueno, es una de ésas lecciones que da la vida. Ponerse en contacto con LA REALIDAD Y LA SOCIEDAD es bastante sorprendente para una persona con una actividad tan poco social como la mía. Afortunadamente, como dije, el caso en cuestión no tenía importancia alguna. Igual en casos más serios el jurado presta más atención a lo que es evidencia y a lo que no. he encontrado hoy éste artículo en el Guardian, en el que un hombre cuenta su experiencia como jurado en un juicio por violación. Parece ser que su panel era más serio que el mío.

Para más terror, baste saber que los jueces de paz que realizan los juicios en Magistrates Court,no son jueces, sino "voluntarios sin cualificación, pero asesorados por profesionales de la justicia". Qué Dios nos pille confesados.

5 comments:

Juan Villamota said...

Muy interesante tu experiencia. ¡Gracias por contarla!

Di said...

Gracias!!!!!

Ah! Y fijaros si son serios y funciona bien, que la semana pasada recibí un cheque de 4 libras por el importe de un sandwich y una muffin. Reclamé el dinero por curiosidad más que por otra cosa.
¡Qué eficientes!

Elsinora said...

Muy interesante lo que cuentas. Acabo de caer en tu blog, desde el de Juan Villamota y creo que te seguiré leyendo.
Te invito a echar un ojo al mío, que escribo desde Londres.
Saludo.

Di said...

Gracias Elsinora.
Sí, te leeré a partir de ahora.
Tu definición de la cocina como "ese cuarto donde está la kettle para hacer el té" me ha llegado :-D

Elsinora said...

Di que sí, Di que sí y léeme (imagino que esta gracia ya te la habrán hecho, pero me apetecía).
Digo yo que los ingleses de tu zona no serán muy distintos de los de Londres, y por aquí veo que con la kettle, el microondas y el grill como mucho se manejan "estupendamente", porque la mayor parte de las cosas son congeladas...